Reciclados

El pavimento de una carretera, a lo largo de su vida útil, se deteriora por la acción de las cargas vehiculares y la intemperie, dos factores que sumados al envejecimiento natural de los materiales, hacen que la superficie de rodamiento del pavimento sufra un proceso de deterioro progresivo, provocando una disminución paulatina en los niveles de seguridad y confort que al sobrepasar ciertos valores hacen necesaria una operación de conservación.

Las alternativas tradicionales consisten en colocar una capa sobre el pavimento existente, lo que causa conflicto en los niveles (cotas) de proyecto, pues las elevaciones de banquetas, guarniciones, obras de drenaje, etc., ya están definidas en el lugar. Por esto, es recomendable realizar el levantamiento de una capa de espesor variable (fresado) que respete los niveles de las obras en el sitio. La remoción de estos materiales permite sumar a las alternativas tradicionales de conservación de pavimentos “el reciclaje”, que no es más que la reutilización del material, producto del fresado, en los trabajos de conservación y rehabilitación de pavimentos.